Últimamente me he dado el tiempo de leer sobre las cosas que están pasando en el país, con la intención de mantenerme informado de las cosas que el gobierno “hace por el pueblo”. La verdad es que no es fácil, recurrir a los noticieros televisivos es una pérdida de tiempo pues se preocupan más por darle seguimiento a algún caso de agresión contra cualquier jugador del América, o por los escándalos que protagonizan las llamadas “estrellas” de la farándula. Los problemas del pueblo, los verdaderos casos de violencia y las verdaderas acciones tan “atinadas” del gobierno para solucionar todo, no le importan a la gente que controla la televisión ni mucho menos al televidente que se atonta día a día con lo mismo. Sin embargo, este post no es para atacar a la televisión, para eso tendremos otro más adelante 😉

Desde mi punto de vista (cosa que no tienen porque compartir), la mejor forma de mantenerse informado es el periódico o la radio. Aún así, pocas son las opciones que verdaderamente valen la pena, por lo que me permito recomendar el sitio web del periódico “La Jornada” (www.jornada.unam.mx) notas verdaderamente interesantes, y las opiniones de sus columnistas ofrecen mucho enriquecimiento mental, sin olvidarse de los cartones (las caricaturas… no las chelas… esas luego).

Ahora bien, haciendo un resumen de ideas un tanto apresurado. En este principio de año hemos visto de todo en este país: alianzas partidarias sin sentido y en aparente beneficio de la sociedad, por supuesto que no debe haber nada turbio detrás de ello; la militarización de Ciudad Juárez, que promete extenderse por todo el país gracias a nuestro querido “Comandante de las Fuerzas Armadas” Calderón (o Pipo como gusten); el gran despliegue de la red de Narcotraficantes por la franja norte del país y que se ha extendido por todo México, poco a poco; por supuesto, las lluvias (ok, eso no es culpa del gobierno, tampoco estoy loco… tan loco) que sin duda han puesto en evidencia la deficiencia en los bienes y servicios proporcionados por mis queridísimos Marcelo y Peña Nieto (¿alguien dijo presidencia?); y una de las “mejores” puntadas que nos ha regalado el INEGI, de verdad quien no se ría con esto es un amargado… resulta queeeeeee (en este momento pueden imaginar a cualquier conductor de Ventaneando hablando, tal vez eso provoque más interés ;)) se presentó un informe sobre el empleo y, citando a Enrique Galván Ochoa en su columna Dinero, para La Jornada, “…Supuestamente ¡México es el país con menos desempleados en comparación con las principales economías del mundo! Rivaliza con Japón. Sólo 5.3% de 46 millones de personas está sin trabajo, algo así como 2 millones. Los demás, tal vez no lo saben pero tienen un buen empleo, Seguro Social, vacaciones, aguinaldo, un ahorro en su Afore, y derecho a solicitar su pichonavit…”.

¿Maravilloso no? El gobierno nos dice que no nos quejemos porque todos tenemos trabajo. Curiosamente en las últimas dos semanas, dos personas cercanas a mi han perdido su trabajo, una por despido, la otra por decisión. Y de ahí seguramente, cada una tendrá dos personas, hasta formar una cadena bastante grande… ok, tal vez el problema es que no vemos que si hay muchas ofertas de trabajo pero no las aprovechamos. Pero me pregunto, ¿es justo que acepte un pago ínfimo, por hacer algo para lo que “supuestamente” soy bueno? Ese es otro problema, los salarios.

Además de esto, tenemos el subempleo, es decir, aquellas personas que estando capacitadas para realizar una actividad, se dedican a otra cosa por falta de oportunidad. ¿Eso no existe aquí? Platicando con un amigo médico que acaba de entrar a su residencia, me comentó que hay varios doctores en el IMSS que están ocupando una plaza cualquiera (intendencia, medicina general, farmacia, etc.) esperando una oportunidad para poder tener un espacio en la residencia. ¿Esto está mal o está bien? Finalmente es gente que esta haciendo algo mientras le llega su oportunidad, pero por otro lado están ocupando una plaza que bien podría ocupar otra persona, o quitando posibilidades a la gente nueva. Opiniones divididas.

Afortunadamente, el empleo parece ser algo que sí activa el reclamo popular, desafortunadamente parece ser lo único. Pero bueno, mientras el INEGI sigue con sus trucos de magia, nosotros sigamos quejándonos porque Javier Aguirre (D.T. de la Selección Mexicana de Futbol) dice que el país esta jodido y sus desafortunados comentarios sobre el narcotráfico y la inseguridad en México, y es que ¿cómo se le ocurre levantar esos falsos? ¿cómo deja a México ante el mundo? Además, ¿quién es el para andar diciendo esas cosas, que no ya es español o una madre así? A mí como mexicano, y como a todos los mexicanos, no me gusta que me digan mentiras de mi país.

Ok, así termino con una cita de la maravillosa Mafalda que me pareció adecuada para este post. Ah, y quien no haya captado el tono sarcástico del último párrafo que se vaya entrenando porque aún tenemos mucho sarcasmo y humor negro :). Dejo también la liga a la columna citada en este post:

http://www.jornada.unam.mx/2010/02/15/index.php?section=opinion&article=006o1eco

“Todos creemos en el país, lo que no se sabe es si a esta altura el país cree en nosotros”

– Mafalda

Anuncios