Hola de nuevo a todos los lectores de este blog, hoy es un día distinto… me he despertado con la firme intención de escribir algo aquí, ya que hace bastante tiempo no lo hacía y, también para demostrar que no ha muerto esto.

Puede que no a muchos les guste lo que a continuación exprese, pero al menos espero que cree algo en aquellos que le dediquen un momento al día para leerlo y, ¿porque no? comentarlo.

También pido una disculpa si en algún momento de la lectura sienten que se pierde el “hilo” de la conversación y que la coherencia de la misma es extraña, pero lo iré escribiendo conforme se vayan presentando las ideas en mi mente, que son varias y regularmente no están organizadas de la manera que se pueda esperar. Dicho todo lo anterior, comencemos.

Primero me gustaría definir, de forma muy general, dos conceptos a los cuales haré referencia, religión y Dios. El primer concepto es un sistema de creencias y prácticas referentes a situaciones divinas o sagradas; el segundo es una entidad suprema, que puede ser algo único omnipotente y, dependiendo de la religión, será una deidad única o una deidad principal.

Ahora, algunos de los conceptos o características que nunca me han gustado para hacer referencia a una deidad son la omnipotencia, omnisciencia, omnipresencia, entre algunos otros omni, que viene del latín todo, en palabras menos “rimbombantes”: que lo pueden hacer todo. Todo ello me parece demasiado pretencioso o egocentrista, creer que un ser que realmente nadie conoce y pensar que puede realizar tantas cosas como se imagina, es tan sencillo como pensar o imaginar que la perfección es posible. Nadie es perfecto, ni siquiera Dios.

Me parece más increíble que, tomando en cuenta que el catolicismo es lo que tengo más cercano a mi, crean en los conceptos anteriormente comentados, cuando también creen en que los creó a su imagen y semejanza. Si esto fuera cierto, entonces ¿por qué no somos “perfectos” o tenemos características que tiene su Dios?

Tan sencillo como en la vida misma: si la mayoría de nosotros necesitamos o necesitaremos ayuda para realizar cualquier cosa en cualquier momento, ¿por qué no pensar lo mismo de tu Dios? ¿por qué escudarte en que lo puede realizar todo, sin la más mínima ayuda y/o esfuerzo? Es por esto que creo que sí existe un Dios, pero no es el único y tampoco es el encargado de “administrar” todo.

Otro concepto que me cuesta trabajo entender es el que la gente crea en la imagen de una persona que esta totalmente golpeada y clavada en una cruz, que lo muestren con tal nivel de crueldad y maltrato, una persona torturada y que además, lo veneren.

Es casi risible el imaginar que la gente sea tan devota con ciertos conceptos cuando lo único que te dicen es que casi todo lo que haces en tu vida cotidiana está mal o es “pecado”, vivir con tal grado de restricciones debería de ser frustrante, cuando lo que deberían de respetar y enaltecer es la libertad sin juzgar, por sobre todas las cosas.

¿Por qué creer que un Dios lo puede todo, que es perfecto, cuando millones de personas mueren por enfermedades, hambre o porque simple y sencillamente pertenecen a grupos religiosos extremistas, porque nos matamos los unos a los otros sin importar que lo más grande en ésta vida es eso, la vida misma?

¿Por qué ser tan sencillo y creer que solo hay bien y mal, que no hay niveles intermedios entre ellos? Aunque, ahora bien, si existen sólo bien y mal, ¿quién está bien y quién está mal? ¿cómo sabes que el Dios en el que crees es el “bien”? ¿por qué ser tan cerrados ante conceptos que son tan relativos?

¿Por qué no eliminar todas las religiones y crear un concepto que este basado en el respeto y amor mutuo entre todos, sin “reglas” o ataduras, sin juzgar o ser juzgado? o si es muy radical, dejar que creas en ciertas cosas o filosofías pertenecientes a distintas religiones, conceptos que te hagan sentir a gusto sin que te juzguen o ataquen, básicamente ELIMINAR LAS ETIQUETASLive and let live ;).

Quiero dejar en claro que no es que esté en contra de las creencias de las demás personas, yo creo firmemente en el respeto a las creencias ajenas, sólo trato de expresar mi punto de vista sobre ciertos temas que me hacen pensar demasiado y en ocasiones hasta llegan a incomodarme.

Finalmente, yo si creo que existan varios dioses y me encanta la idea de que existe algo más allá de nosotros, que hay algo después de este viaje llamado vida.

“Deben odiar el pecado y amar al pecador” – Gandhi

El título de éste post hace referencia una canción, del mismo nombre, del religioso y muy inteligente maestro George Harrison, perteneciente al disco All Things Must Pass, por si alguien esta interesado en escucharla más a fondo, además dejo un video de la canción :).

Anuncios