Desde los primeros pasos de este blog, un servidor ha recibido varios comentarios de manera más personal y general en relación a los temas que se han tratado, sobre todo los que yo he tratado. Por supuesto, estos comentarios son más que bien recibidos, la finalidad de un espacio así, y en especial de este espacio, es la retroalimentación entre lectores y escritores.

Muchos de estos comentarios han sido en tono de “queja”, en si no son quejas pero no se de que otra forma llamarles, sin embargo, eso no quiere decir que sean malos, me parece que a todo comentario hay que encontrarle el lado constructivo, es indudable que hay comentarios hechos con “mala leche” y de ahí no hay nada bueno que sacar.

En general, me han cuestionado el hecho de ser tan “quejumbroso”, cuestionar todo, y criticar por doquier. La idea de estos textos no es eso, la idea siempre ha sido y será expresar una opinión. Toda opinión esta sujeta a  ser considerada como erronea o acertada, eso es tarea del lector, es por eso que solicitamos comentarios, puesto que finalmente eso es lo que enriquece toda conversación o intento de la misma. Estoy de acuerdo en que cada quién debe ver por sus acciones, yo mismo me he catalogado de hipócrita, pero eso no quiere decir que no trabaje en mis errores. ¿Qué es un error? ¿qué esta bien o que está mal? Nadie pude responder esa pregunta a ciencia cierta, sin embargo todos tenemos al menos una noción de eso o al menos así lo quiero pensar, aunque últimamente en esta sociedad tan falta de valores ya no se que pensar…

Hoy me sucedió una situación curiosa en mi lugar de trabajo. El clásico chisme laboral, resultado de la inconformidad de uno o unos cuantos, sin embargo ha sido una inconformidad injustificada, creo yo, puesto que la base del argumento fue “x persona hizo mi (o  nuestro) trabajo, pero yo no moví un dedo por hacerlo…” , claro, esto leyendo entre líneas. Mi reacción ha sido ignorarlo: “mejor, preocupate por tu trabajo”, esta vez, que interpreten mi silencio, o es que ¿acaso vale la pena pelear por algo que no tiene sentido?

Comencé este texto diciendo que las críticas deben ser siempre bien recibidas y sigo pensándolo, sin embargo, hay que ser también auto críticos y en esta situación no fue así. Además un ataque directo no es una crítica y no creo que valga la pena tomarlo en cuenta.

Así pues, como resultado de esta experiencia, creo que cada quién debe preocuparse por sus acciones, y con esto no me refiero a “ver por sus intereses” porque, como decía Jodorowsky, los intereses de uno, son los intereses de todos, puesto que todos estamos para servir a un mismo fin universal (nuevamente leyéndolo entre líneas). Es por esto que este espacio no muere y seguirá exponiendo las ideas de los colaboradores, los autores y los lectores que nos complacen con sus visitas. Mi intención jamás será la de atacar a alguien, los comentarios serán con todo respeto siempre y quien guste leerlos, adelante, quien no gracias de igual forma :).

Y finalmente, como decía John Lennon, “yo sólo estoy mirando las ruedas girar, la gente me dice que estoy loco”, sin embargo, esto sólo hace crecer mi mente y tal vez… sólo tal vez… hasta mi espíritu. Ah por cierto, checar el video más abajo y aprovecho para agradecer a Christoph y Kaurimir por sus recientes aportaciones a este espacio, sigan así muchach@s.

“Quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra”

Jesus… y nadie le hizo caso =)

Anuncios