Andamos muy activos, jejeje, finalmente nos hemos dado un tiempo para escribir así que hay que aprovecharlo, además ¡¡¡¡es el post 27!!!! (ok, ese es chiste local…). Antes de comenzar quiero agradecer los comentarios (pocos o muchos) que hemos recibido tanto por este medio como personalmente. Como ya lo he comentado, quiero recalcar la importancia de todos y cada uno de los comentarios u opiniones que nos expresan, es muy agradable recibir retroalimentación.

Por otra parte, y de acuerdo a un comentario que recibimos en uno de los más recientes post, quiero mencionar que el origen de las cosas que aquí escribimos es resultado de las vivencias diarias de cada uno de los que aquí participamos, es por eso que en ocasiones comentamos sobre situaciones concretas, sin embargo, como siempre tratamos de guardar esa línea de respeto sin abundar en detalles (que a ustedes no les van a importar) y sin poner nombres específicos, precisamente para evitar la incomodidad tanto del lector común como del lector que pudiese tener relación directa o indirecta con la situación, finalmente se trata de una idea en torno a la que gira lo que se escribe. Respetar no significa que dejaremos de expresar nuestro pensar, ni que pretendamos parecer necios, el punto de una buena discusión es defender los puntos, sustentarlos y aceptar comentarios.

Ok, pasando a lo que nos concierne el día de hoy, me llegó un comentario recientemente solicitando que hablemos de Futbol… Así que aprovecharemos la “fiebre mundialista” para tocar el tema jajajaja =).

La mayoría de la gente, anda (esta bien… andamos jejeje) embobados con el mundial de futbol, ¿por qué no? La verdad es que se trata de un evento que, en lo personal, se disfruta demasiado si se pueden ver la mayoría de los partidos para salir de las carencias del futbol local. Además, es cierto que yo sigo mucho a la selección de México y confío en que gana y me deleito cuando da buenas actuaciones, comparto la alegría de muchos cuando cae un gol y gana un partido. Sin embargo, todo esto tiene un punto malo o al menos así lo veo.

Considero correcto el seguir un evento de esta magnitud, apasionarse incluso, pero existe gente que lleva la pasión a otros extremos que no son nada sanos. Desde los que aprovechan la ocasión para emborracharse sin sentido, hasta los que causan disturbios por sus festejos… Pero hay que mencionar también a los que se cuelgan de estos éxitos de un equipo para usarlos en su beneficio o distraer a la multitud. ¿Qué hacía ‘Pipo’ Calderón en Sudáfrica prácticamente inaugurando el mundial? No lo sabemos, pero no vale la pena decir que debería haber estado aquí con tantos problemas que tiene el país porque en realidad aquí o allá, el hombre sirve para lo mismo.

El futbol, como distracción me parece una actividad muy agradable, pero me parece errónea la forma en que la gente lo toma como pretexto para cualquier cosa. Debo decir que a mi me da gusto que en mi trabajo me den chance de ver los partidos de México, pero no por eso voy a dejar de trabajar todo el día ¿o estoy mal? ¿Qué no se trata de que el mensaje que transmiten esos jugadores es que trabajando y echándole ganas, poniendo deseos de lograr las cosas, uno sale adelante? No estoy en contra de los festejos, yo mismo tengo ganas de festejar pero para todo hay tiempo.

Por otro lado, hay quien considera que ya porque la selección nacional gana un partido, las cosas en el país van a marchar mejor… eso ya es una exageración de la pasión, es una muestra de que nos dejamos engañar por estas cortinas de humo que nos lanzan desde los altos mandos del país. Es cierto, causa una gran alegría, pero no en todos, hay gente a la que no le gusta el futbol, no creo que ellos piensen que el “Chicharito Hernández” o el “Cuahu” deban ser héroes nacionales, más aún en este nuestro año del “Bicentenario” (¿de qué, alguien lo sabe realmente?) y “Centenario, con nuestros “verdaderos” Héroes Nacionales “paseando” por las calles de la ciudad, mientras el país se cae a pedazos… jaja bueno ese es otro tema.

Finalmente, me parece que el futbol es mal utilizado por mucha gente en diversos aspectos, en este texto solo mencioné algunos casos, pero hay algunos otros como los actos de violencia sin sentido por una pasión desbordada, y son cosas que no suceden sólo en México, países como Argentina, Brasil, España y demás, “padecen” de lo mismo… o peor… El Futbol, hay que tomarlo como lo que es, un simple juego, un espectáculo, una diversión, un entretenimiento, un deporte… La vida no depende de él, sin embargo, al igual que la vida, el futbol es muy injusto =).

“Muchas veces me dicen ‘vos sos dios’, y yo les digo ‘están equivocados’. Dios es Dios y yo simplemente soy un jugador de fútbol.”

– Diego Maradona

Anuncios