Hola a todos de nuevo, estamos regresando por acá, pero ahora no es con alguna opinión sobre algún tema que me guste o me moleste, solamente es un “desahogo virtual” de lo que pasa por mi mente en estos momentos, espero no les moleste ni les aburra.

Me gustaría compartir algo que me pasó (con el que guste leerlo), porque me dió “la espinita” para escribirlo y saber que en algún futuro no solamente será un pensamiento más sino que también podré releerlo cuantas veces quiera.

Vamos al punto…

Se siente tan bien cuando “sueltas” las cosas que llevas dentro, te da una enorme sensación de tranquilidad, básicamente que dejas un enorme peso atrás, ya que me parece que es muy importante sacar las cosas que te molestan o que, por el contrario, te gustan… desahogarse es la mejor medicina que hay, por supuesto, sin olvidarme de la risa.

Es genial saber lo que es amar y ser amado, aprender a disfrutar y compartir cualquier cosa, molestarte por alguna tontería, pero también sentirte feliz por estar con esa persona, confesar lo que sea que tengas en mente o simplemente estar a su lado, tener la idea de que alguien piensa en ti de una forma distinta, tanto o más como tú lo haces por ella, entre muchas cosas más, tanto las buenas como las malas, que en este momento se me escapan de la mente pero que puedes pasar con alguien a tu lado y te hacen crecer como persona a pasos agigantados, porque al final del día eso es vivir, eso es la vida en si.

Hoy después de algún tiempo por fin la vi, le dije todo lo que tenía que decir, le desee lo mejor, porque se lo merece, acepté que fue, ha sido y seguirá siendo alguien muy importante en mi vida pero, de la misma forma, tuve que admitir que hay que seguir por los distintos caminos que se nos han presentado, por que es lo más normal que nos puede suceder.

Creo que con lo sucedido por fin cerré uno de los capítulos que más cosas me dejó en esta vida tan extraña, pero a la vez bastante buena, que me tocó vivir… lo importante de la vida es que siempre, sin excepción alguna, tenemos que evolucionar, estar en constante cambio y movimiento, por lo cual es que no se ve tan mal el panorama hacia el futuro, al menos en ciertos aspectos de la vida, pero eso será tema para otra ocasión.

En fin para no hacer el cuento más largo, me despido agradeciéndoles por tomarse unos minutos y leer esto pero no sin antes desearles lo mejor a todos aquellos que se encuentren del otro lado del monitor leyendo esto, así como a todas y cada una de las personas que poco o mucho, son importantes en mi vida.

Finalmente, como diría muy sabiamente Gustavo Cerati en una de sus canciones y que da, de igual manera, título a esta entrada: “poder decir adiós… es crecer”.

Les dejo el link para ver el video de la canción, que es muy buena.

Video en Youtube de Adiós

Anuncios