Lennon

John Lennon

Dicen por ahí que más vale tarde que nunca, es por eso que esto va dedicado a mi más grande ídolo, mi maestro: John Lennon, de quien hace unos días celebramos el cumpleaños número 70.

Tratando de encontrar las palabras adecuadas, me encuentro divagando entre numerosos recuerdos buscando el primero… No recuerdo la fecha exacta, sólo se que era un niño (4 o 5 años) cuando llegó a mis manos (y mies oídos) la música en CD. Era una caja de 4 CD’s, en la portada un tipo mirándome (o eso sentí) detrás de sus gafas oscuras y redondas, dentro 4 portadas distintas del mismo tipo con distintas gafas todas redondas (ok, la cuarta es una suposición pues la imagen es tomada de espalda). Fue entonces cuando algo llamó mi atención…

Durante muchos años he intentado interpretar, descubrir o descifrar el por qué de esa aparente “conexión” (por llamarle de una forma), ¿acaso porque fuiste mi primer contacto con los CD’s? Jaja, no lo creo… recuerdo también que fuiste también mi primer castigo (o al menos el primero que recuerdo) en ese entonces el prohibirme escuchar uno de esos 4 discos que podía pasar horas reproduciendo, era lo peor que me podían hacer… ¿Por qué? Tal vez fueron las gafas… siempre he querido usar unas, redondas claro está…

No tuve el placer siquiera de nacer antes de tu muerte, aún así me parece uno de los sucesos más dolorosos de mi vida. No podré conocerte y, sin embargo, siento que te conozco. Sigo buscando un por qué… me he perdido por horas en tu música para encontrarle sentido a esto y lo único que percibo es el mismo sentimiento que trato de explicar, sin palabras de por medio.

Poco a poco me he dado cuenta que fuiste (has sido y serás), sin pretenderlo, un maestro para mi: me enseñaste que no es malo ser un soñador y que no soy el único, siempre estarás para recordármelo; tal como dijera Harrison “fuiste el que nos mostró el camino a la verdad cuando dijiste: TODO LO QUE NECESITAS ES AMOR”, debo aceptar que eso me marcó de por vida y que aún cuando dejé de creerlo en una época, en el fondo nunca podré creer en otra cosa.

La primera canción de amor: Oh my Love. Llegaste a mi mente a reforzar las “teorías” del amor que me habían enseñado, más tarde podría comprobarlas. Me mostraste el camino para imaginar un mundo mejor y aparentemente imposible, en donde darle una oportunidad a la paz es algo del día a día. Comprendí también que la guerra puede terminar si así lo quiero, pero que eso no quiere decir que no haya una lucha de por medio…

Sigo explorando tus letras y descubro que de alguna forma he llegado al punto de aspirar a ser algo de lo que tu fuiste, dejar en el mundo un mensaje como el que nos legaste sería algo grande, tal vez por eso trato de encontrar coincidencias: me agrada la idea de ser de octubre, firmo “John L” cada vez que puedo, ya tuve un “lost weekend” como tú… ¿rebeldes? no, me gusta pensar que se trata de un pensamiento simplemente “diferente” lleno de idealismo y buscando mejorar el mundo a nuestro alrededor.

Ahora me encuentro con una nueva caja de CD’s en mis manos y sigo sin poder explicar el hecho de que me alegra poder decir: FELIZ CUMPLEAÑOS 70 JOHN LENNON, mi admiración será eterna, has sido parte importante en mi historia personal, me has ayudado a recuperar la fe y se que siempre podré recurrir a una canción tuya para buscar alivio, desahogo, sabiduría… No puedo negarlo, siempre has sido mi Beatle favorito 🙂 simplemente el mundo no sería el mismo sin la influencia de John Lennon… estés donde estés, estás aquí 🙂

Si quieres celebrar a John, predica el mensaje: “GIVE PEACE A CHANCE”, y mira un video aquí.

“Make Love Not War… Love is the Answer…”

-John Lennon

Anuncios